Escuela de crecimiento personal y espiritual
para llevar una vida más completa y feliz.

El objetivo de un proceso de crecimiento personal es mejorar la calidad de vida de la persona y tiene que notarse en su día a día. No es fácil, el ego se resiste a cualquier cambio, aunque sea para bien. Pero si se pone buena dirección, valentía al entregarse a su proceso y el tiempo necesario, su vida tenderá a mejorar.

Atendemos a personas que, además de tratar sus asuntos personales, busquen crecer como personas. Sólo desde el conocimiento de uno mismo y de cómo está construido su exterior, la persona puede tener una vida mejor y unas mejores relaciones. Entendiendo que crecer como persona tiene sus etapas y precisa de tiempo y constancia.

Acompañamos a las personas en un proceso de mejora, para que tomen la responsabilidad de su vida. Nuestro trabajo es acompañar a la persona en este proceso y lo hacemos ayudándola a poner conciencia en lo que le está sucediendo en su vida cotidiana, para que pueda encontrar mejores soluciones y a partir de ahí vaya creando su propia sabiduría. El objetivo es ser más feliz y llevar una vida más plena, consciente y amorosa. Durante este proceso la persona se va dando cuenta que hay Algo Más Grande que la acompaña y cuida.

El objetivo matérico de la Escuela para la Vida es que el precio no sea un obstáculo para crecer como personas. Por ello nuestros precios son asequibles y las aportaciones nos ayudan a financiar nuestro trabajo con personas con pocos recursos económicos y familiares.